Wednesday, February 17, 2010

¿Quemando madera?

Esta es la traducción del último e-mail que he recibido de la organización Center for Biological Diversity:
Estimado Quim,
una de las mayores nuevas amenazas para los bosques de los Estados Unidos es el nuevo renacer de una vieja idea: Quemar madera para obtener energía. Docenas de grandes, sucias, centrales eléctricas alimentadas por madera - asombrosamente ineficientes - están siendo planeadas a lo largo del país. Una sola de estas instalaciones requerirá el aumento de la tala de millares de hectáreas de bosque cada año.


Guiados por la falsa premisa que la quema de madera mantiene un balance nulo de carbón con la atmósfera, a la electricidad generada por la quema de árboles y restos de madera -conocido como biomasa - se la denomina renovable en numerosos programas federales y estatales que intentan paliar nuestra dependencia con respecto a los combustibles fósiles.


El dióxido de carbono emitido por las chimeneas de las instalaciones a base de biomasa calientan el planeta de la misma manera que las emisiones de CO2 de una planta de generación a base de carbón. Es cierto que una área talada para alimentar generación eléctrica de biomasa volverá, con el tiempo, a repoblarse. Pero se requieren décadas o incluso siglos para que un bosque recapture todo el carbono emitido al ser talado. No tenemos décadas a perder si queremos reducir nuestras emisiones con la suficiente premura y salvar el oso polar, los arrecifes de coral y buena parte de la biodiversidad mundial de los peligros del calentamiento global.


Necesitamos que actúes hoy para proteger nuestros bosques. El Departamento de Agricultura ha propuesto normativas para desarrollar un equivocado sistema de subvenciones con el fin de cosechar y quemar árboles para producir electricidad. Le rogamos que comunique a los representantes federales que el dinero de los impuestos no debe destinarse a empresas madereras y compañías eléctricas subvencionando acciones que contaminan el aire, socavan soluciones para el clima, y contribuyen a la deforestación.
Lo preocupante es que como en la península siempre vamos rezagados respecto a los americanos. Aquí lo quemaremos todo primero y luego ...

1 comment:

  1. Leía justamente ayer un artículo sobre el tema, que lleva por significativo título: "Quemar la biosfera y llamarlo energía renovable":

    http://www.commondreams.org/view/2010/02/10-9

    Es interesante el cálculo de la autora de que si se construyen las 200 centrales nuevas previstas y las de carbón que lo pretenden se reciclan a la madera las necesidades de madera requerirían la tala anual de una superficie equivalente al estado de Florida.

    Es triste, pero por desgracia sólo cabe desear que las cosas degeneren lo suficientemente rápido como para que estos planes no se lleven a cabo. Estas cosas recuerdan el título del libro de Jared Diamond: "Colapso. Cómo las sociedades deciden fracasar o tener éxito". La nuestra ha apostado decididamente por el fracaso, en un espurio intento de mantener un status quo imposible.

    ReplyDelete